REBECA KHAMLICHI (Querida Maud)

Rebeca Khamlichi

Rebeca no es una pintora. Es una forma de pintar. Nació en Madrid en el seno de una familia de artistas, su padre es pintor y su madre ceramista, pero nunca estudió Bellas Artes ni falta que le hace. En su universo conviven a codazos el diseño gráfico y la iconografía religiosa del siglo XVII, los dibujos animados y Michael Haneke, el rosa chicle y las Pinturas Negras de Goya, el Superflat y la copla: algo así como si Doña Concha Piquer se arrancara por haikus. Su obra es rompedora e innovadora. Repleta de humor, de colores vivos y de energía positiva.

Tiene un galgo con nombre de persona, una gata con nombre de fruta y una casa con nombre de medio de transporte. Pinta en Madrid en una terraza con vistas a los tejados del barrio de Lavapiés. Y lo hace, dice, porque- de momento- los acrílicos se dispensan sin receta médica.

Página web: www.rebecakhamlichi.com

Querida Maud

Ella ha sido la encargada de dar vida a la gran Maud Wagner (1877-1961), la primera mujer tatuadora profesional de la historia. Antes de eso, Maud fue acróbata y contorsionista. Una mujer dispuesta a romper las reglas como la propia Rebeca Khamlichi.

Start typing and press Enter to search

Carrito